Skip to main content
x
bonche de monedas de cobre con una pequeña planta en medio

Trabaja duro, ahorra e invierte bien

La inflación se come tu dinero debajo del colchón, es decir, los precios aumentan mientras tus ahorros permanecen iguales en tu lugar secreto.


 

Intro: ¿Te gustaría ser millonario, rico, o tener lo necesario para vivir bien?

Cualquiera de las tres puede ser válida, pues casi todos buscamos vivir con tranquilidad o, si se puede, con algunos lujos: como un buen viaje, ese auto que siempre soñamos o la joya que hemos deseado durante años. 

Pues bien, estos consejos pueden ser un complemento para lograr lo que quieres:

Trabaja duro: “Al que madruga Dios le ayuda”, nos decían a algunos nuestros padres o abuelos. Ahora las cosas han cambiado, ya no tienes que madrugar para trabajar muy duro, pero debes hacerlo, ya sea con una estrategia que busque el crecimiento rápido en tu empleo, o que te mantengas estudiando para llegar a mejores puestos dentro de la empresa, todo implica trabajar duro. Es poco probable que alguien que no contemple esto pueda lograr un crecimiento, es decir, que no trabaje duro y gane mucho.

Ahorra: “El dinero no da la felicidad, pero cómo se le parece”, dice el dicho de los afortunados que han logrado tener ahorros, pero al trabajar duro, el ahorrar implica un gran trabajo y, en ocasiones, sacrificios. Lo cierto es que ahorrar nos da libertad y tranquilidad. Claro, no es fácil, hay muchas tentaciones que nos empujan a gastar lo ahorrado. La clave es la determinación y tener un objetivo de ahorro para no sufrir escasez en el futuro.

Invierte bien: La inflación se come tu dinero debajo del colchón, es decir, los precios aumentan mientras tus ahorros permanecen iguales en tu lugar secreto. Con el paso del tiempo quizás con esa misma cantidad de dinero pudiste haber comprado un departamento y ahora, tal vez, te alcance para la mitad del mismo. ¿Qué hacer?, pues trabajar duro e investigar la mejor inversión posible que no deje que la inflación consuma tus ahorros. Hay inversiones de riesgo moderado, medio y alto, y claro, los dividendos están con relación a ese riesgo.  

En nuestro blog podrás obtener más consejos para invertir bien tu dinero.